lunes, 10 de marzo de 2008

El neoclasicismo (Silva a la agricultura de la zona tórrida)


El neoclasicismo o estilo neoclásico fue un movimiento cultural, artístico y literario que se desarrolló desde mediados del Siglo XVIII hasta las primeras décadas del Siglo XIX.En Hispanoamérica, tuvo gran influencia en la cultura y política. Creo gran interés por la libertad y la suerte de sus pueblos; las ideas liberales de lucha contra la tiranía y la intolerancia. Varias de las manifestaciones reconocidas son la poesía neoclásica. Según Oscar Sambrano Urdaneta y Domingo Miliani una de las características del neoclasicismo es “el arte como imitación de la naturaleza”, tal noción heredada por los neoclásicos, es la responsable de que todos ellos se planteen como ideal estético la representación fidedigna del hombre y de la naturaleza. El escritor venezolano Andrés Bello perteneció a las corrientes neoclasicista y preromanticista. Humanista y creador sublime, figura como máximo representante de la nueva civilización hispanoamericana. Maestro de Bolívar, polígrafo insigne, gramático y filólogo original, es también un príncipe de la poesía castellana. Poseía una firme vocación creadora. En su poema Silva a la agricultura de la zona tórrida, se evidencia un intento del autor por rescatar lo autóctono de estas tierras. Después de un saludo a la zona a la que pretendía cantar, Bello se ubica en su patria para posteriormente irradiar con su obra a todas las naciones del nuevo mundo. Más allá de una simple descripción de los grandes frutos como la caña de azúcar, el cacao y la vid, su pluma se detiene en lo que podría considerarse el aspecto didáctico-moral. Entonces, éste alaba la vida feliz del labrador sencillo y censura a los ricos que abandonan sus tierras y se van a las ciudades. Asimismo, Bello en su poema también hace un reclamo a la indolencia de los dueños de la tierra, un enaltecimiento a la vida del campo, ya que, enumera las riquezas naturales con la que contaban los hispanos americanos con las que podían crearse un emporio agrícola, los deberes y faenas que deben cumplirse en el campo, la invocación a Dios para que proteja al campesino y a sus cosechas.Finalmente se puede afirmar, que la agricultura de la zona tórrida, es un elocuente discurso poético, cuyos temas dominantes son las grandes posibilidades agrícolas de las tierras del trópico y el trabajo que requerían las jóvenes naciones que se encontraban deterioradas por los estragos que causaron la guerras de independencia.